Carolina Aguirre
Compartir en

Cuales son los beneficios del consumo de Omega 3

Los ácidos grasos poliinsaturados (PUFAs) n-3 son ácidos grasos importantes en la nutrición humana. Los PUFAs n-3 incluyen al ácido α-linolénico (ALA), ácido estearidónico (SDA), ácido ecoisapentaenoico (EPA), ácido docosapentanoico (DPA) y el docosahexaenoico (DHA).

La fuente de ALA son las plantas y se concentra principalmente en algunas semillas y frutos secos y en algunos aceites vegetales. Mientrás que la principal fuente de EPA y DHA son productos de origen marino.

Las funciones biológicas de estos lípidos se hicieron notar en la comunidad científica al observar las bajas tasas de enfermedad coronaria en poblaciones de esquimales en Groenlandia y Alaska, donde un componente importante de la dieta es el pescado y mamiferos marinos.

Sus potenciales efectos beneficiosos en la salud han sido el foco de múltiples estudios en las últimas decadas, esto debido a los diversos roles que tienen en la promoción de la salud y la reducción del riesgo de enfermar.

Varios estudios han demostrado que los PUFAs n-3 de cadena larga como el EPA y DHA juegan un papel importante al modificar el perfil lipidico y la composición de los lípidos de las membranas celulares, afectan la biosíntesis de eicosanoides, la cáscada de señalización celular y la expresión de genes, teniendo de esta forma efectos en la salud.

Los PUFAs n-3 de cadena largas como el EPA y DHA son componentes estructurales de los fosfolípidos de membrana y son especialmente ricos en el sistema nervioso central. Una gran acumulación de DHA, observada en el cerebro y retina del feto durante la segunda mitad del embarazo, se requiere para promover su desarrollo y crecimiento óptimo.

Si bien la evidencia es aún contreversial, a través de varios estudios epidemiológicos se ha demostrado la asociación entre los PUFAs n-3 con la salud materna durante el embarazo y la de los niños, demostrando efecto en la duración del embarazo, los nacimientos pretérmino, el peso de nacimiento, la preeclampsia, los patrones de crecimiento postnatal, la agudeza visual y el desarrollo neurológico y cognitivo de los niños.

Los ácidos grasos n-3 también tienen propiedades antiinflamatorias. Un estudio epidemiológico en Groenlandia encontró que las enfermedades autoinmunes como el asma bronquial y la soriasis eran extremademante raras entre los esquimales. Posteriormente varios estudios tanto en animales como en humanos han demostrado que los ácidos grasos n-3, particularmente el EPA, tiene propiedades antiinflamatorias e inmunomoduladoras.

Los PUFA n-3 ejercen innumerables beneficios para la salud en enfermedades cardiovasculares (fibrilación auricular, aterosclerosis, trombosis, inflamación y muerte súbita cardíaca), diabetes, cáncer, depresión y diversas enfermedades mentales, deterioro cognitivo relacionado con la edad, enfermedad periodontal, y artritis reumatoide.

Los resultados de los ensayos clínicos publicados en los últimos años han demostrado claros beneficios de la ingesta de ácidos grasos n-3 para el riesgo de enfermedad cardiovascular, con reducciones significativas en el riesgo de ataques cardíacos, otros eventos cardiovasculares importantes y muerte por enfermedad cardiovascular.

Esta evidencia respalda la recomendación de consumir al menos una o dos porciones de pescado/mariscos por semana, con beneficios adicionales en la prevención primaria conferidos al consumir alrededor de 1 g/d de EPA y DHA.

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Suscríbete al Nutriblog